hit rock bottom

photo by: aerendial


Os voy a contar un cuento. Uno diferente a todos los que alguna vez habéis conocido.
Diferente a los escritos por los Grimm. Diferente a la estática Biblia y los animados de Disney. Un cuento basado en hechos reales. Como todos los cuentos, imagino.

Va de alguien que, después de dar vida, sólo sabe destruirla.
Va de alguien que, después de recibir la vida, sólo sabe extraviarla por el camino.

Esas cosas pasan.

Narra la historia de dos personas. Ambas están lastradas por los pies. Ambas han sido arrojadas al mismo lago. Para mantenerse con vida, lo único que cada uno de ellos puede hacer, es tirar con todas sus fuerzas del otro hacia el fondo para, de este modo, impulsarse con destino a la superficie. Hacia la siguiente bocanada de aire.

Como podéis imaginar, este cuento es más bien un drama. Pero sucede que al tiempo incluye una de esas burlas atroces que transforman lo trágico en cómico. Lo surrealista en poético. Lo absurdo en absurdo.

La ironía es, por si no os habéis dado cuenta ya, que en caso de que cualquiera de los dos se hundiera por completo, el otro dejaría de tener un punto de apoyo con que poder reflotarse. Y poco después se hundiría también. Inevitablemente.
Por ello, cuando las fuerzas de cualquiera flaquean y la profundidad lo reclama para si, las reglas del juego se invierten. El oxígeno victorioso del otro debe emplearse para salvarlo a toda costa. Aunque ello suponga sumergirse a si mismo. Un "altruismo" que, tarde o temprano, le será debidamente recompensado.

Estas cosas pasan.

Ya lo sabéis.
A veces en la vida conoces a personas que se matan mutuamente, y se salvan después con el único propósito de poder seguir matándose. A veces conoces a personas cuyas vidas parecen no tener otro sentido que el de jugar a hacerse daño. Tal como si fuera una forma compartida —y especialmente refinada, casi artística— de autolesionarse o automutilarse. Autocensurarse o, en resumen, de autodestruirse.

El cuento termina de la única forma en que puede hacerlo: con un final abierto.
No se enfaden. Dejen que me explique.

Cierto es que, a menudo, este tipo de finales evidencian la cobardía del autor para resolver sus historias. De hecho creo que las más de las veces delatan la forma tramposa y oportunista, con que se pretende delegar en el lector la responsabilidad de unos acontecimientos que él no ha provocado ni conducido, torpemente, a un punto crítico donde ninguno de los desenlaces posibles tiene la suficiente calidad.

Empero no es este el caso de mi cuento. En él no encontraran trampa alguna. Nadie que me conozca podrá tacharme de cobarde. Simplemente su final consiste en la redundancia circular. Repetición ‘ad nauseam’. Bucle infinito.

Limítense a visualizar la escena: Hay dos almas en el lago, entrelazadas. No se sabe bien que hacen, ya que nadie puede ver la soga de sus pies lastrados. Desde la orilla casi parece que se abracen o quizás, mejor aún, que lleven a cabo una especie de danza ritual. Primitiva y visceral como el espíritu de supervivencia. Delicada y elegante como una canción de Sigur Rós. Hipnótica. Se elevan y descienden como en una coreografía. Se turnan para respirar. Para vivir. No tiene sentido tratar de ayudarles; en ningún momento han pedido ayuda. Con que piensas que hacen lo que quieren o, quizás, lo único que saben hacer y así, te resta contemplar la belleza en la ejecución. El tango definitivo conjuga los cuatro elementos: El aire y el agua. Dos cuerpos de tierra. Y el fuego de un amor o un odio recíproco. Tal vez ambos en distinto tiempo.

Hay —pocos— cuentos que terminan de forma abierta, porque únicamente así es posible atisbar la danza. Por toda la eternidad (o hasta que sus ganas de contemplarla les abandonen).

Esas cosas pasan.
Que le vamos a hacer.

0 coros disfónicos:

ibex35: crisis

ABERTIS ▼ 0,12 ACCIONA ▼ 0,63 ACS ▲ 0,23 AMADEUS ▼ 0,99 ARCELORMIT ▼ 0,93 BA.POPULAR ▼ 1,80 BA.SABADELL ▼ 1,62 BA.SANTANDER ▼ 0,86 BANKIA ▼ 0,77 BANKINTER ▲ 0,65 BBVA ▼ 0,30 BME ▼ 0,33 CAIXABANK ▼ 1,28 DIA ▼ 1,51 EBRO FOODS ▼ 0,69 ENAGAS ▲ 0,67 FCC ▼ 0,23 FERROVIAL ▼ 1,29 GAMESA ▲ 1,09 GAS NATURAL ▲ 1,23 GRIFOLS ▼ 0,44 IAG ▲ 2,31 IBERDROLA ▲ 0,31 INDITEX ▼ 0,71 INDRA ▲ 0,38 JAZZTEL ▼ 1,16 MAPFRE ▼ 0,96 MEDIASET ▲ 1,05 OHL ▼ 1,03 PUCK INC ▲ 2,50 REC ▲ 0,11 REPSOL ▲ 0,20 SACYR ▼ 0,24 TEC.REUNIDAS ▼ 0,58 TELEFONICA ▲ 0,88 VISCOFAN ● 0,00