spanish lovart


photo by: © George Grie


Una vez leí sobre una mujer cuya fantasia secreta era tener una aventura con un artista; creía que él la vería de verdad, que vería cada curva, cada línea, cada mella, y las amaría porque forman parte de la belleza que la hacía única. (Cashback)


En esta vida hay dos tipos de persona: las que crean algo, y las que únicamente consumen. Así pues, a la hora de juntarse en formación de a dos, bajo el signo de alguna suerte de relación eroticoafectiva hay tres posibles combinaciones. Cuando dos creadores se aman (caso menos habitual) nace el concepto de meta-arte. Pongamos por caso.

Tan pronto mis dedos comienzan a dibujar el borrador de tus contornos, me doy cuenta que mi carboncillo serpenteaba sobre la imprecisa labor de tus témperas queriendo dar color a una piel desnuda; y es de una mezcla tan exquisitamente realista que he debido quitarte la ropa sin siquiera darme cuenta.

De modo que, si la lógica no me falla, debí hacerlo muy lenta y quedamente. En esas leves pausas que mediaban toda una infinidad de besos-palomita, ahora convertidos en pétalos blancos sobre el lecho. O también puede que ocurriera durante: en ese estado de trance propicio en que cierras los ojos y fluye la escritura automática. La trágica duermevela hecha de brumas oníricas empañando de vaho los cristales de la vigilia. La orilla de este desierto donde no es necesario pensar cómo ni qué escribir: mis manos simplemente saben lo que han de hacer.

Y no comprendo como pueden saberlo. Si cada vez que me enfrento a la pureza me siento —de nuevo— naciendo en un mundo desconocido y hostil. Desprotegido y temeroso frente a la conveniencia de contaminarlo… y sin embargo, estos corchetes se me derriten entre las yemas como mantequilla, deshaciendo tensiones y creando otras nuevas. Y no lo comprendo, pero igual sumerjo las manos en los botes de pintura y te tiño con torpes caricias; a ti, mi lienzo preferido, mi mejor página siempre por escribir. De rojo. De verde. De amarillo. Del color que sea tu estremecimiento ante el frío del liquido vistiéndote de nuevo. Tal vez azul.

Para —finalmente— la música, innecesaria aunque gratificante. Sintomática melodía visual; como no podría ser de otro modo al tratarse del amor entre sinestésicos caníbales. Pigmentando un pentagrama que se mece como los cinco cables de las líneas de alta tensión. Suspendidos sobre mares de celofán y ciudades de cartón-piedra. Creación retroalimentada, la supernova de posibilidades que aspiran a materializarse pero que sólo ocurre las extrañas veces en que un artista mira a los ojos de otro, y en el reflejo comprende la escultura que él mismo encierra. Y pide auxilio porque, ¿cómo puede una estatua cincelarse a si misma? ¿Cómo liberarse del mármol que le impide ser, sino es siendo en el otro?


Tan pronto mis dedos comienzan a imaginar las líneas orográficas de tu geografía me doy cuenta que —aunque crear contigo no se parecería a nada que haya existido, pese a que cada día volvería a nacer sin comprender porqué sé las cosas que sé; los motivos de que cada reencarnación las fotografías salgan más bellas— ya no somos inocentes. Al traspasar la frontera (que nunca te confesé) me he dado cuenta que son muchas las ilusiones que se marchitaron por la helada de los silencios, y muy pocas ya las ganas que me quedan de explorar la entropía atroz de una fantasía artística llevada a sus últimas consecuencias.

Por suerte sé que tú no intentarás convencerme de lo contrario.
Por pura mala suerte, claro.

ibex35: crisis

ABERTIS ▼ 0,12 ACCIONA ▼ 0,63 ACS ▲ 0,23 AMADEUS ▼ 0,99 ARCELORMIT ▼ 0,93 BA.POPULAR ▼ 1,80 BA.SABADELL ▼ 1,62 BA.SANTANDER ▼ 0,86 BANKIA ▼ 0,77 BANKINTER ▲ 0,65 BBVA ▼ 0,30 BME ▼ 0,33 CAIXABANK ▼ 1,28 DIA ▼ 1,51 EBRO FOODS ▼ 0,69 ENAGAS ▲ 0,67 FCC ▼ 0,23 FERROVIAL ▼ 1,29 GAMESA ▲ 1,09 GAS NATURAL ▲ 1,23 GRIFOLS ▼ 0,44 IAG ▲ 2,31 IBERDROLA ▲ 0,31 INDITEX ▼ 0,71 INDRA ▲ 0,38 JAZZTEL ▼ 1,16 MAPFRE ▼ 0,96 MEDIASET ▲ 1,05 OHL ▼ 1,03 PUCK INC ▲ 2,50 REC ▲ 0,11 REPSOL ▲ 0,20 SACYR ▼ 0,24 TEC.REUNIDAS ▼ 0,58 TELEFONICA ▲ 0,88 VISCOFAN ● 0,00