sociology


photo by: mdpNY's

"Parece que nadie hace lo que querría hacer" era su pensamiento recurrente al quedarse de nuevo sólo en el cuarto.

El mecanismo era, en el fondo, sencillo: Un bar de fiesta, una elección, alguna charla banal para romper el hielo, un par de copas de algún licor catalizante, un poco de humor fácil, una proposición susurrada al oído, un corto paseo hasta el número trece cuarto be de la misma calle, una luz apagada, un chillar rítmico de viejos muelles y la invitación a un Marlboro.
Quizás la parte preferida de Justin.

—Pues no se, si te soy sincero no me pegas nada estudiando leyes, yo creo que a ti en realidad te hubiera gustado hacer otra cosa ¿me equivoco?
—Bueno, siempre me gustó mucho el teatro, ganamos un par de premios en el instituto ¿sabes? pero hay que madurar, el teatro no te da de comer todos los días.

Y así fueron siendo Katia, Zoe, April, Chelsea, Jamy, Pam, Maï, Alice, Lindsay, Yannel, Abie, Holly, Annette, Sylvie, Kara, Pauline, Wendy, Arianne, Nadine, Tricia y Luna. Un paquete de cigarrillos en total (Luna no fumaba).

"Basta una pequeña inversión de pocos euros para hacer un modesto estudio sociológico" se decía justo antes de ofrecer el cuarto de invitados. Cajeras de supermercado que querían ser pintoras, arquitectas que odiaban hacer planos y escribían cuentos antes de dormir, ejecutivas agresivas que soñaban con tener muchos hijos y un marido que las mantuviera, publicistas que querían ser médicos, enfermeras que querían ser economistas, incluso alguna que otra psicóloga frustrada fagocitada por el negocio familiar. En resumen muchas princesas que querían ser de carne y hueso. Todo un catálogo de frustraciones humanas... y Luna.

—Pues no se, si te soy sincero no me pegas nada metida en un autocar llevando gente de acá para allá, ¿es lo que siempre quisiste hacer?
—Eso evidencia que no me conoces. Lo hago, no porque sea lo que quiera hacer, sino porque puedo hacerlo sin apenas darme cuenta y, cuando cuelgo la chapita me permite tener el tiempo necesario para lo que realmente quiero. Y tú, Justin, ¿cual es tu vocación?

Era la primera vez que le devolvían la pelota. Se quedó en silencio sin saber que contestar hasta haber apurado el cigarrillo y haber prendido otro. Por fin, casi ausente dijo:
—En verdad querría cocinar para la mujer que amo. Se llama Renee y ella es toda la vocación que querría tener en la vida, al margen del autobús que me toque conducir.
—Vaya. Qué mundo más absurdo, parece como si nadie hiciera lo que en verdad quiere hacer.
—Quédate conmigo esta noche, por favor, Luna, quédate.
—Lo siento, pero eso no es posible, debo irme a mi casa ya.

El mecanismo era, en el fondo, sencillo: Un recuperar la ropa caída, un vestirse tibio e inexorable para impedir que le insistan, un ser acompañada hasta la puerta, una corta llamada desde su teléfono, un lléveme a la Plaza Trevise por favor, un descalzarse antes de girar la llave en la cerradura y un beso en la frente de su hija dormida.
Quizás la parte preferida de Luna.

4 coros disfónicos:

Haakjvork dijo...

Ala, ¡una se llama Zoe!

Ahora sigo leyendo y comento, que es que me he ilusionado xD

Haakjvork dijo...

Sí, efectivamente es sociología.

Zas, en toda la boca.

Andrómeda dijo...

Quizas en el fondo todos necesitamos poder seguir sognandonos distintos (malditos teclados americanos sin egne).

*

ademordnA dijo...

@

Seguramente en la superficie nadie necesita poder dejar de soñarse igual.

ibex35: crisis

ABERTIS ▼ 0,12 ACCIONA ▼ 0,63 ACS ▲ 0,23 AMADEUS ▼ 0,99 ARCELORMIT ▼ 0,93 BA.POPULAR ▼ 1,80 BA.SABADELL ▼ 1,62 BA.SANTANDER ▼ 0,86 BANKIA ▼ 0,77 BANKINTER ▲ 0,65 BBVA ▼ 0,30 BME ▼ 0,33 CAIXABANK ▼ 1,28 DIA ▼ 1,51 EBRO FOODS ▼ 0,69 ENAGAS ▲ 0,67 FCC ▼ 0,23 FERROVIAL ▼ 1,29 GAMESA ▲ 1,09 GAS NATURAL ▲ 1,23 GRIFOLS ▼ 0,44 IAG ▲ 2,31 IBERDROLA ▲ 0,31 INDITEX ▼ 0,71 INDRA ▲ 0,38 JAZZTEL ▼ 1,16 MAPFRE ▼ 0,96 MEDIASET ▲ 1,05 OHL ▼ 1,03 PUCK INC ▲ 2,50 REC ▲ 0,11 REPSOL ▲ 0,20 SACYR ▼ 0,24 TEC.REUNIDAS ▼ 0,58 TELEFONICA ▲ 0,88 VISCOFAN ● 0,00